lunes, 1 de septiembre de 2014

Mis superhéroes

Es el segundo de los tres hijos de mi hijo. El mayor de los varones. Juan tiene tres años y medio y una inteligencia y dulzura que nos provoca mucho orgullo y ternura. Luciano, mi hijo y su padre, llega del trabajo y Juan le pide jugar a los superhéroes.
-Bueno, dale. ¿Vos quién sos?
- Yo soy Spiderman, dice Juan.
- Yo soy Thor. Empezá vos, hijo.
Luego de una pausa chiquita como su sonrisa, Juan dice
- Te amo.
El padre, sorprendido y conmovido, le contesta
- Yo también te amo.
Spiderman y Thor se retiraron a sus aposentos (el baúl de los juguetes), abrumados por la escena. Y yo, con los ojos humedecidos por la lluvia imaginaria de la vida, se los cuento para que sepan que vivo en un país con buena gente. Sin superhéroes de juguete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario