miércoles, 19 de julio de 2017

Un elogio

No tiene firma, pero no parece anónimo. Es digital, pero parece medieval. Está lleno de condicionales, pero ya se les ha hecho costumbre. Se les habría hecho costumbre.
Dicen, escriben, que el aludido tiene un "problemita" y que sus compañeros y seguidores estarían, otra vez el condicional, infaltable, preocupados. Basta de suspenso.
El afectado es Juan Jofré. Juani es el primer precandidato a diputado nacional mendocino en la lista de Unidad Ciudadana, el Frente que encabeza Cristina en el orden nacional. Y sí, Juani tiene, o tendría, un problema. De todos los competidores que ocupan un lugar similar en las otras listas él es al único que se lo han detectado.
Dice el pasquín digital MDZ que Juani se emociona mucho cada vez que alguien, una mujer sin empleo o un trabajador que muestra sus manos temblorosas con la factura del gas que flamea dolor e impotencia o un pibe que le cuenta que los milicos lo manosean por portación de cara o un jubilado que derrama penurias, entonces el Juani los abraza y llora y sufre con cada uno y les da calor humano y los y las alienta a no bajar los sueños, a seguir caminando por mejores tiempos, por mejores vientos.
Y el problemita para estos alacranes del periodismo es que el Juani no es un político como los de ellos. No se pone a mayor nivel ni a más altura que el prójimo. El Juani y sus compañeras y compañeros no llevan un banquito, no se suben a una tarima para escuchar al Otro y, desde allí, cantarles la precisa.
Entonces, doble elogio. Porque el Juani es distinto a ellos, savia nueva que surge del país profundo, con sensibilidad compañera y, creo que esto se les escapó o el inconsciente les hizo una zancadilla, dicen, reconocen, que es el "candidato de Cristina en Mendoza" y despejan así trampas de marketing de quienes pretenden confundir una foto con las convicciones que trasmiten un abrazo y la emoción sin maquillaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario