viernes, 5 de octubre de 2012

En grado de tentativa

Es de 2004, se llama "Crimen ferpecto", la dirigió Alex de la Iglesia (el tipo lleva un karma en el apellido), los actores principales son Mónica Cervera y Willy Toledo. Se cuenta la cuestión del ascenso social, en clave bizarra. Uno de los hallazgos es el título de la película. En una sociedad capitalista no hay crímenes perfectos. Porque el capitalismo no lo es, esencialmente. Entonces, ¿para qué esmerarse en trabajar con decencia si matando al jefe se puede ocupar su lugar? Claro, uno no vive solo. Alguien te vio, supo, y si ese alguien es una mina tan ambiciosa como el sujeto en cuestión, ni te cuento. En fin, brillante alegoría. Divertida, entretenida y bien actuada. Es la séptima película del muy ateo Alex.
Hace varios días que un grupo de prefectos y gendarmes se soliviantaron contra sus superiores y el gobierno nacional. Inicialmente, por una injusta reducción de su salario de bolsillo. Con los reflejos que la caracterizan la presidenta resolvió el asunto. El decreto 1307/12 que originó el fragote quedó fuera de juego, se les depositó la guita que les corresponde y a otra cosa mariposa. Ah, también fueron eyectados de sus cargos los jefes de Prefectura y Gendarmería y más diez jerarcas por equipo. Son once contra once, pueden organizar un minicampeonato de tránsfugas. Total, plata para los premios deben tener. Héctor Schenone, el prefecto destituido, ganaba 93 lucas mensuales, gracias a las tristemente célebres medidas cautelares, mientras la tropa miraba con la ñata contra el vidrio. Más que jefe, un capo.
Buscando buscando se va encontrando. Resulta que el objetivo del decreto del despelote, blanquear items no remunerativos, incluye una cláusula, el artículo 6, que prevé que si, a raíz de su aplicación, algún agente (así hablan en el idioma boludo-burocrático) percibe menos de lo que le corresponde, se destina una partida que compense la diferencia. ¿Por qué no lo pusieron en práctica? Cuando terminen el campeonato, léase la investigación, te lo cuento.
Pero hete aquí que los tipos siguen la protesta. En la misma época en la que "espontáneamente" se le desea la muerte a Cristina, se llama a otras fuerzas de seguridad a sumarse a un nuevo cacerolazo (tan espontáneo como el anterior), se secuestra y tortura a un testigo para que no declare en el juicio que investiga el asesinato, el 20 de octubre de 2010, de un militante del Partido Obrero, el pibe Mariano Ferreyra, se amenaza a otros, se miente en los diarios, radios y televisoras "serias", en fin, en tiempos primaverales se pretende, me parece, crear clima. Estos meteorólogos políticos quieren inventar un invierno, justo cuando florecen los jardines.
Si Alex se anima podría filmar la segunda parte de la saga. Le propongo el nombre: "Crimen prefecto, en grado de tentativa". El argumento está, falta el guión y que haga un buen casting. Va a encontrar varios postulantes locales.

1 comentario:

  1. Así es amigo mío, así es, y uno no quisiera cxreer en la Teoría de la Conspiración, peeeeero. A propósito parece ser que en el casting participó un vocero gendarmeril de Córdoba. Y la otra cosa que me planteaba, cuando escuchaba la conversación de la compañera que en Sta Fe la paró gendarmería. Pregunta: porqué en vez de llamar a la radio, no le tomaron el nombre y lo grabaron con un teléfono?. Sí, ya sé, eso lo digo desde la comodidad de mi computadora. Está bien, lo reconozco, el cagazo me dura desde hace 40 años contra ciertas cosas verdes. Y la última, es cierto que gendarmes de uniformes cortaron la Costanera, acá en Mza? Te imaginás que de aquí a unos días haya un control de ruta uno vea a Gendarmería pidiendo "Buenos días, señor documentos, etc?. Le hacemos caso o salimos cagando?. MUY JODIDO MUY JODIDO MUY JODIDO. Qué querés que te diga LLAMEMOS A LOS CAZAFANTASMAS, necesito un estreptocarboaftiazol de litro y medio. Abrazón grande de El Chiquito

    ResponderEliminar