lunes, 17 de septiembre de 2012

Berrinche

"Me importa una infinidad de carajos, y no soy más grosero solamente para no abusar del efectismo, tener el más mínimo grado de consenso con esta gente"
Eduardo Aliverti, en "Marca de Radio" (15/09/12)


Fue el jueves 13 de setiembre de 2012. Hablan ellos. Gritan ellos. Ellos ocuparon calles y plazas del país.

"Por las privaciones", llamando a cacerolear a través de las redes sociales, con imagen de fondo de un dólar norteamericano.
"En el cielo las estrellas, en la tierra las espinas y en la televisión argentina, la conchuda de Cristina". Primitiva copla infantil adaptada por seres escatológicos primitivos.
"En Barrio Norte también tenemos hambre", pancarta en manos de señora bien.
"No + KK", pancarta en manos de joven bien.
"Borombombón si tenés huevos salí al balcón", invitación amorosa a la presidenta de la nación, pero como tiene ovarios no salió.
"Andá con Néstor la puta que te parió", cántico cristiano de gente ídem.
"Me voy a vivir a Narnia, prefiero que me gobierne un león y no una yegua". Pancarta cinéfila, literaria y zoológica vista en Mendoza.
"Quiero que dé conferencias de prensa, con eso me basta". Declaración de un manifestante bien, de enorme profundidad intelectual.
"Estoy en contra de la procreación irresponsable". Referencia a la Asignación Universal por Hijo de una joven bien.
"Sí, somos golpistas de la democracia". Dicho por un maestro del oxímoron.
"El marido se murió en un rato, así que ella tenga cuidado". Una señora preocupada por la salud de otra señora.
"Aparición con vida del sistema republicano, visto por última vez el 25 de mayo de 2003", se leyó en una parodia del glorioso pañuelo blanco de nuestras Madres.
"Néstor volvé, te olvidaste de Cristina", cartel zombie que mezcla ternura y charla con el más allá.
"No queremos destituir a nadie, queremos que se vaya". O sea.
"Este es un gobierno narcoterrorista", lo dice un señor con aspiraciones.
"Quiero irme todos los años a Punta del Este y esta vieja de mierda no me deja". Quiere un jovencito rubio, de ojos celestes, con chomba de marca anudada al cuello.
"El que no salta es negro K". El rabino Sergio Bergman y comparsa ecuménica practicando aerobic. A propósito, este fantoche compartió la "fiesta" con Cecilia Pando y cruces svásticas.
"No me dejan ahorrar ni diez dólares", hace pucheritos una dama patricia.

yoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyo
yoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyoyo.
No hay caso, por más que los repita no se convierten en nosotros.
Cada uno de esos yo semejan a esos "Monos antropomorfos, de color en general pardo oscuro y de estatura semejante a la del hombre" (Diccionario de la Real Academia de la Lengua). Y de la mujer, agregamos nosotros que somos feministas por convicción.
Si se les enseña, también los monos antropomorfos saben golpear cacerolas.
Propuesta postberrinche bizarro: imaginen cómo sería un país que conforme a estos cuadrúpedos. ¿Imaginaron? La escritora argentina Elsa Osorio dice que "...no hay posibilidad de memoria sin imaginación". Y viceversa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario