jueves, 18 de noviembre de 2010

Los teléfonos ligados

"Brindo por las mujeres que derrochan simpatía"
Andrés Calamaro

Graciela Camaño, por ejemplo. La disputada nazional se enojó por ser la mujer de..., dice. Viene, oficialmente, casada con un señor de barrio nuevo, dice, pero la realidad es más cierta. Es una señora de barrio viejo. Tanto afán por parecer feminista a la violeta, que terminó afanando una "A" a su apellido original, Caamaño. Dos años antes o dos después de la estrepitosa declaración de su marido, esa especie de ángel impoluto del sindicalismo empresarial.
Que el enojo haya terminado en una piña contra un colega, cuyo apellido empieza con K, también tiene su carga simbólica. Tal vez sea la forma en que los barrioviejos dan el pésame, por interpósita persona.
Pero no nos distraigamos. Invito a imaginar la génesis del episodio de pugilato legislativo. Es que los teléfonos son un desastre, doña Clotilde. Uno quiere hablar con el señor Baños, pongamos por caso, y salta del otro lado de la línea un tipo que dice, más o menos: "Empresa La Letrina Inmaculada, para destaparle lo que usted quiera, buenos días". Confluencia cósmica, diría el pastor evangélico, en brasuca básico.
En fin, que quiero suponer que el intríngulis se inició así:
- Hola Pato, buen día.
- ¿Quién habla?.
- Soy Cinty, Cinty Jotdog.
- Ah, qué tal.
- Te llamo para que me aprietes.
- ¿Perdón?
- Si, me dijeron que te llame para que me aprietes.
- Pero, ¿vos no habías votado contra el matrimonio igualitario?
- Ay, Patito, es que tengo los valores en baja, pero si, voté cantando los nenes con los nenes y las nenas con las nenas. Yo te hablo de otro apriete, uno que me enseñó una rubia platinada.
- ¿Patinada, dijiste?
- Hola, hola, pero ¿con quién hablo?
- Conmigo, desde hace un rato.
- ¿Vos sos Patricia Tororrico?
- No, equivocado.
De ese diálogo de sordas a la reivindicación de falso feminismo hay apenas un paso.
No debo ser yo el autor de este guión (si, con acento, ¿y qué?) berreta. Si gusta buscar la usina de esta patrañita, sírvase comunicarse a coalicioncinica@merde.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario