jueves, 9 de septiembre de 2010

Caparrós

Me fui, inmediatamente, al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Vicios que tiene uno, ¿vio? La voz "canalla" tiene dos acepciones: gente baja, ruin, dice la primera. Persona despreciable y de malos procederes,  la segunda.
Martín Caparrós es mi amigo. Es uno de los regalos que me ha dado este laburo apasionante y, a veces, insalubre. Martín Caparrós no es un tipo ruin ni es despreciable ni de malos procederes. Creo, con la misma frontalidad y honestidad con que plantea sus puntos de vista, creo digo, que está equivocado en algunos de sus dichos.
Si usted me permite voy a mencionar un listado de canallas que se han ganado el adjetivo a fuerza de perseverar en actitudes que los ponen en el cuadro de deshonor de nuestra historia.
Carlos Menem es canalla consuetudinario y en extinción.
Héctor Magnetto es un canalla vip. Se lo ha ganado con creces.
Samuel Gelblung es un canalla. Día a día renueva el carnet.
Elisa Carrió devino canalla cuando decidió defender un monopolio, movida por su odio patológico.
Ernesto Sanz es un canalla porque ofendió a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo.
Hugo Biolcati es un canalla oligarca que puede mentir sin límites para defender sus intereses mezquinos.
Joaquín Morales Solá y Pepe Eliaschev, Ernesto Tenembaum y hasta Jorge Lanata pueden llevar el mote en la mochila de su conciencia. O lo que les quede de ella.
Ninguno de ellos alcanza la estatura moral de Martín.
Él declaró su satisfacción y acuerdo con algunas medidas del gobierno, aunque dudó de, lo que él denominó, segundas intenciones. Como si la praxis política tuviera que ser una fábula de Esopo o Samaniego.
No tengo ningún inconveniente en declarar que me parecen objeciones menores. Rescato los beneficios que esas medidas (la Asignación Universal, la estatización de los bienes previsionales, la ley de medios y la declaración de interés público de la producción de papel para diarios) tienen en la puja interminable por la redistribución del ingreso, medidas que han sido apoyadas explícitamente por Caparrós. Discrepo con él, por ejemplo, respecto de su posición referida a los juicios por delitos de lesa humanidad. Opino que cada una de las medidas que él considera positivas, tiene su origen en el deseo, concretado, de corregir las perversiones de aquella época.
Desde que lo conozco, al calor del efervescente 2002, ha sido un opositor. Y, de alguna manera, lo sigue siendo. Pero eso no lo convierte en un canalla. Tan sólo en un sospechante, un incómodo.
Para ser sincero, no me lo imagino oficialista. Nunca.
Supongo que, pese a la diatriba televisiva del actor Raúl Rizzo en 6-7-8, Martín seguirá opinando, seguirá escribiendo sus inmejorables crónicas, amando a su hermosa pareja, durmiendo a pata suelta y, espero, disfrutando con sus amigos. Entre los que tengo el honor de contarme.

8 comentarios:

  1. ayer, Carrió, en la sesión, acusó a los diputados del Pj de haber defendido a Clarín en 2003/4 con la ley de industrias culturales y el cram down. Pero los archivos no mienten; cuando se discutía esa ley, Carrió abogó por la desnacionalización de Clarin y a favor de los acreedores externos. Es canalla desde hace rato, Rudman

    ResponderEliminar
  2. Estimado Julio
    Creo que Martín Caparros cae en un pecado muy argentino y es grave
    El de la soberbia (que no me es ajeno),muchas veces,ese demonio -el de la soberbia-nos tienta y hace decir huevadas importantes
    Sucede estimado Julio, que creo creer que la realidad no camina junto a nuestros deseos y veo un gobierno que avanza en un camino que me gusta y o pese a las malas compañias
    Ahi andan Gioja , Urtubey y Scioli apoyando el gobierno y gente que yo pensaba de mi lado
    como Pino,Bonasso,Argumedo o Lozano que se pasaron con bandera y banda al campo del campo.
    En fin son cosas .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pensaba contestarte pero mejor me quedo callado. No quiero que se me acuse de "canalla" porque sinceramente creo que no lo soy. Pero si digo cosas que pienso de Cristina, Kgue, entro en la terrible categoria de "canalla". Es una especie de "infierno" (algo al que te pueden mandar si no te portas bien)

    ResponderEliminar
  4. En total acuerdo con tu listado de canallas, respecto de tu amigo, Caparrós, recurro al catalán Serrat: "probablemente en su pueblo se les recordará como a cachorros de buenas personas...". Todos tenemos tiempo suficiente para volvernos canallas si nuestros valores no son sólidos ¿Por qué no él? Al menos, ya comenzó diciendo canalladas.

    ResponderEliminar
  5. Elmenduco: No te conozco ni tengo el canallometro, pero ojo, tu actitud es sintomática: eso de criticar veladamente pretextando temor a ser criticado... hum. No tengas miedo ¿quién te enviará al infierno? Elmenduco, somos grandes... ¿Realmente creés en ese sitio? Oí a Lennon: "Imagina que no hay un cielo ni un infierno bajo nuestro" Relájate.

    ResponderEliminar
  6. querido julio: creo que, a la luz de la moral más playita, del ademán ético más fugaz, se pueden contar con los dedos de la mano que cervantes perdió en lepanto los actores de la política y el periodismo nacionales que saldrían indemnes de un juicio doméstico de la historia. creo, además, que es un inmenso error ser k o anti k e ignorar la posibilidad de una tercera mirada sobre un paisaje que unos y otros pervierten día a día con absoluta impunidad. con el cariño de siempre y un abrazo fraternal. gerardo.

    ResponderEliminar
  7. Creo que el Asunto Caparrós es demasiado "corto" para siquiera interesarme en él: sencillamente opino que gente com él o Lanata no saben expresarse plenamente como lo suelen hacer escribiendo, por ende las confusiones.No saben hablar.No saben transmitir, ese "algo" indefinible que es estar incómodos en el papel de mitad opositores sin ser de derechas la otra mitad oficialistas porque ven el fervor con que Cristina se debate en sus logros.Eso solo.Si tuviesen una estatura más simple, no habría equívocos.Ninguno de ellos me simpatiza del todo: ¿será por sus afectaciones al hablar? ¿Será porque conozco algunos devaneos en sus accionares impropios y bastante estúpidos? Quien sabe.Solo sé que las crónicas escritas son parciales y esta lo es, también.Y otra cosa, la más importante: podrías dejar de escribir "canalla" como algo inherente a la traición? Soy de Rosario Central, pero no me ofende nadie.Por algo nos denominamos"canayas" con Y.
    Para evitar equívocos, comos los de Caparrós y Sociedad.
    saludos

    Abonizio

    ResponderEliminar
  8. Esta noche brindaré por los Manolos, por la brisa que te acarició el rostro, por las muchachas bellas y por la primavera que comienza. Algún poeta dijo que "es imposible cortar una flor sin que titile una estrella". Por qué no, tus ancestros y la belleza que disfrutamos hoy se encuentren consustanciados, incluso con el otoño de hoy, el invierno y la primavera que volverán a Francia. Un abrazo. Oscar.

    ResponderEliminar