jueves, 30 de diciembre de 2010

Mario Trejo tiene razón

Ezequiel Morabito vive en Rosario, dicen. Al menos, vive para nosotros, desde enero de 2006. No es que nació en esa fecha. Dicen que, tal vez, siga siendo el mecánico del barrio y el titular del MBT (Movimiento Barrial Trotskista). Dicen que una noche recibió la invitación de un periodista de la FM El Altillo, que funcionaba, o funciona, dicen, a pocas cuadras de su casa y el taller. Le solicitaban, dicen, ser entrevistado en el trasnoche, a las 2 AM, dicen.
Incrédulo de que alguien lo escuche a esa hora, dicen que dudó. Aunque, finalmente, la tentación de divulgar las reivindicaciones barriales y, sobre todo, las ideológicas, dicen que lo convencieron y fue.
Los baches insoportables, las alcantarillas tapadas que con cada lluvia hacían que las calles del barrio parecieran el hermanito menor del Paraná, y la incesante mutilación del alumbrado público ocuparon casi toda la charla radial. Hasta que, al final y como una cortesía formal e inocente, dicen, el periodista le ofreció decir algo más. Agregar lo que quiera, dicen que dijo. Y Ezequiel recordó la última reunión del MBT y se mandó nomás. Dicen que dijo:
-Y exigimos el retiro inmediato de todos, absolutamente todos, los soldados norteamericanos de Afganistán, ya.
Y se fue.
Un semana más tarde, dicen, recibió una llamada telefónica del cónsul yanqui en Rosario. Sorprendido, Ezequiel le escuchó decir, con ese castellano tan peculiar, que él no tenía la autoridad suficiente como para decidir la retirada de 200.000 soldados de un país extranjero, pero que había trasladado la exigencia al señor embajador. Las comunicaciones con Ezequiel fueron ascendiendo en jerarquía hasta que, dicen, le llegó una invitación del Departamento de Estado, en New York, para discutir en las altas esferas de USA su ultimatum. Se le explicó, dicen, que les era imposible desplazar tanta gente "ya", como decía la grabación del programa, según le demostraron en esa oficina plateada con vista a los rascacielos de fama mundial. (Las Torres Gemelas ya eran polvo).
Dicen que volvió ufano, con pasajes, estadía y viáticos a cargo del imperio.
Ezequiel Morabito es, en realidad, el personaje de "Retiro de Afganistán, ya", cuento de Roberto Fontanarrosa, que integra el libro "El rey de la milonga", el último que el querido Negro viera publicado en vida, por su y mi amigo Daniel Divinsky, en De la Flor.
Poco tiempo después, unos meses antes de su dignísima muerte en julio de 2007, lo entrevisté telefónicamente. Era la tercera o cuarta vez que conversábamos. Debe haber sido en agosto o setiembre de 2006. Le conté que, mientras leía su cuento, en Mendoza había sido tomada la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo, por una agrupación troska que exigía algunas cosas piolas (más turnos de exámenes, retirar los crucifijos de las aulas, suprimir la misa de graduación y otras barbaridades atávicas de las que hace gala, históricamente, esa choza de estudios) y el retiro de las tropas yanquis de Irak, ya. Por supuesto, el Negro se cagó de risa.
Casi un caso de realismo socialista.
Visto y oído el arrebato patoteril del duhaldismo y el zumbido de abejas enloquecidas de los troskos funcionales de estos días, recordé el cuento y también aquel fragmento del poema de Mario Trejo, "Apuntes para una crítica de la razón poética", en el que advierte "de dos peligros debe cuidarse el hombre nuevo/ de la derecha cuando es diestra/ de la izquierda cuando es siniestra".
Y, ya se sabe, los poetas siempre tienen razón, dicen.

2 comentarios:

  1. Querido Julito: por suerte nosotros cotidianamente contamos con tus escritos que funcionan como un faro que nos alerta y nos mantiene lúcidos y como un cerco que intercepta y hace visibles las penosas destrezas de la derecha y la siniestra decrepitud de la izquierda.
    Abrazos siempre
    José y Vivi

    ResponderEliminar
  2. EStimado Rudman. Hace mucho que leo sus cosas, trato de aprender y las difundo como puedo y donde puedo. Quién me las envía es mi hermana de la vida Dora Giannoni. Quiero desearle que cada instante siga siendo el mejor año para Todos y que el 2011 nos encuentre trabajando por la consolidación del proyecto Nac y Pop latinoamericanista que tanto nos falta consolidar. Abrazo - Miguel Longarini http://apurocorazon.blog.com.es/ - 9 de julio - pcia de Bs.As.

    ResponderEliminar