sábado, 21 de agosto de 2010

Internacionales, pero de acá

Mi amigo Oscar D'Ángelo dice que la voz "acá" es la versión huarpe de "aquí". Y si él lo dice, no se hable más. Por eso el título de estos desvaríos. Vamos con el primero.

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, podría recibir una oferta generosa, generosísima, del pueblo argentino. Teniendo en cuenta que los Estados Unidos le afanaron a México en 1848 lo que hoy es el Estado de Arizona y que el afano fue con los mexicanos que allí vivían, incluídos en la transacción involuntaria, se supone que los descendientes de aquellos nativos conservan los rasgos físicos de sus antecesores, nosotros le enviaríamos, con flete a nuestro cargo, al senador Gerardo Morales para que se postule al cargo de sheriff. Acostumbrado como está a perseguir, acá simbólicamente, a cualquier mujer que se parezca a Milagro Sala, allá estaría como pez en el agua, aunque el Estado en cuestión deba su nombre a la aridez de la zona. Ari-zona. Digo yo, no sé.
En el acto de asunción del mando (damos por hecho que gana la licitación), ofrecemos a la Tía Rosa como maestra de ceremonias. Así, nos sacamos dos próceres de encima, aliviamos el presupuesto nacional y damos una muestra más, otra más, de hermandad continental. ¿Qué tal?_____________________

En 1991 fueron las Islas Canarias. Ahora Cataluña. O Catalunia. O Catalunya. Como prefieran. Pero la cuestión es que, por fin, se prohibieron totalmente las corridas de toros. Como se sabe, los bichejos arremeten ciega y porfiadamente contra el torero y con honrosas excepciones, la torera. Además de sanguinaria, es una tradición un tanto sexista, la tauromaquia.
Como en la Argentina hay toros de lidia, pero también de elisa, de patricia, de margarita, de gabriela, de gerardo, de mariano, de mauricio, de cleto, de felipe, de cabezón, de ernesto, de mirtha, de susana, de cardenal, de obispo, de ernestina, de adolfo, de federico, de pino, entre otros, sugiero que aceptemos la extraterritorialidad de la ley catalana. Salvaremos, metafóricamente, a estos mamíferos ejemplares que, invariablente, se hacen pelota contra la realidad. La torera circunstancial que supimos conseguir, pero también el estilista que venga, podrán dedicarse a cultivar el jardín de su casa, darle de comer a las mascotas o escribir un soneto quevediano, si así le place.
La Sociedad Protectora de Animales, chocha.____________________________

La Seño Juliana se hizo antropóloga. Los pibes de la Escuela Pascual Pizzurno, de Melincué, Provincia de Santa Fe, dieron el puntapié inicial para encontrar e identificar los restos de Yves Domergue, francés, y Cristina Cialceta, mexicana. Ambos fueron masacrados en 1977 por los salvadores de la Patria y sus cómplices de sotana o de saco y corbata. Massera no se enteró porque, parece, estaba departiendo amablemente con Gracielita Alfano acerca de la oportunidad de hacer un submarino o repasar el Kama Sutra. Es más, tal vez no era su zona de operaciones.
En fin, que la escuela pública argentina nos dió una lección de pensamiento y praxis humanistas._________________________________________________

Por último, pero no menos importante, ¿cómo hará el bolivariano magnífico para evitar chocar con un títere? Los piolines llegan hasta Bogotá y los maneja un señor muy enmedallado, desde una casa lejana, al norte, que tiene cinco lados.
No podemos brindarle asesoramiento, querido Hugo, porque hace un tiempo se nos murió Javier Villafañe. Y hace unos días, Sarah Bianchi.
Un bizco amigo suyo, tal vez le dé una mano. O las dos.
29-07-2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario