viernes, 20 de agosto de 2010

Llegó la psiquiatría a la política argentina

Francisco De Narváez le dijo a Mauricio Macri que era derechoso y bipolar. Lo dijo sin ponerse colorado. Inmediatamente, como suele suceder, los otros líderes políticos se anotaron para salir en cámara.
Por ejemplo, Patricia Bullrich se alzó de hombros y declaró que ella fue la primera bipolar, que luego se hizo tripolar, cuadripolar y hoy es pluripolar. Eso si, derechosa fue siempre.
Nuestro Vice, el Cleto menduco, llamó a consensuar ambos conceptos. Dijo que derechoso y bipolar consensuados le hacen muy bien a la institucionalidad. Se autodefinió como no izquierdoso y no unipolar. La Mesa de Enlace festejó, por las dudas.
Elisa Carrió advirtió que ella lo había advertido. Tanto odio, tanta venganza producen estos vejámenes. La bipolaridad y la derechosidad están claramente establecidas en las Sagradas Escrituras. Por otra parte, agregó que bipolares y derechosos son también sus hijos.
Ricardo Alfonsín ajustó su garganta, se subió a un banquito y declamó que con la bipolaridad y la derechosidad se come y se educa. Obviamente, dijo estar persuadido.
Federico Pinedo, sobriamente vestido, aseguró que su abuelo ya había denunciado que todo lo estatal es bipolar, pero que falta conseguir que sea derechoso. Y que él está trabajando para eso.
Los hermanos Rodríguez Saá son tan unidos que, al unísono, se declararon, Adolfo bipolar y Alberto derechoso. Luego de cruzar una mirada cómplice, invirtieron los roles.
Eduardo Duhalde se consideró el padre de la bipolaridad y, agregó, el que depositó derechosos, recibirá derechosos.
Ernesto Sanz confirmó que la Asignación Universal por Hijo aumentó los índices de bipolaridad y derechamiento en la población del conurbano bonaerense.
Néstor Kirchner declaró: "Chocolate por la noticia". Inmediatamente, Daniel Scioli le acercó una barrita Águila.
Mariano Grondona se puso nervioso y recordó la etimología del término bipolar. Dos polos, aunque ambos negativos. De la derecha, dice que nadie como él para ostentar el título de Derechoso cum laude.
Por último, el aludido Mauricio Macri, gerente de la Ciudad de Buenos Aires, le envió al colombianísimo una carta documento, a través de un correo privado, obvio, en la que le pregunta si vió una película que se llama "Mira quien habla".
15-06-2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario